Estas navidades nos han regalado un libro de cocina. Un libro que se ha convertido en la sorpresa literaria gastronómica del año. «La cocina donostiarra: historia gastronómica de San Sebastián. «

Es obra de nuestro amigo Mikel Corcuera, y en colaboración con Manolo González nos presenta un libro de cocina diferente, exquisito y de un regusto maravilloso.

“Sorpresa” es la palabra que nos viene a la mente cuando abrimos el libro y descubrimos que nuestros autores se enfrentan al gran reto de contar la historia gastronómica donostiarra. Palabras mayores.

Es una historia contada con sencillez, pero llena de contenido. Y como en un buen menú, los autores la presentan plato a plato.

Comenzando por los orígenes, pasando por las peculiaridades, anécdotas, datos y aportando información de muchas de las cosas que han sucedido entorno a la comida desde el siglo XII. Terminan, cómo no, con unas espectaculares recetas que hacen de este menú una experiencia realmente gratificante.

Se va notando que el libro ha gustado mucho al equipo del Aitzgorri, ¿verdad? Sigamos descubriendo este libro de 5 tenedores…

“Aunque algunos vestigios arqueológicos testimonian la presencia romana en la bahía, la historia oficial de San Sebastián se inició en una fecha desconocida de finales del siglo XII merced al fuero concedido por el rey navarro Sancho VI el Sabio………”

Así comienza la narración del libro, con una cita sobre los orígenes de la villa de San Sebastián. Después llegarían más cosas, por ejemplo la creación de las primeras tabernas como lugar de reunión de donostiarras, comerciantes y viajeros.

Destaca también la visita de las ballenas a nuestras costas y su incidencia en nuestra cultura. Las conocidas regatas de traineras surgieron gracias a la competencia existente entre las embarcaciones de la Bahía de la Concha, por ver quién era el primero en llegar a puerto con la pesca diaria.

Descubre cómo la sidra ha sido uno de los grandes protagonistas en la mayoría de los capítulos de nuestra andadura. También destaca cómo se benefició Gipuzkoa de la llegada de  los productos agrícolas desde el nuevo mundo.

Repasa también la historia de los mesones, posadas y restaurantes. Sus platos emblemáticos y base del futuro de nuestra cultura. Cómo no, habla de las sociedades gastronómicas, de la historia de las tabernas, bares, tascas y cafés, con datos, información y anécdotas.

Habla detenidamente de la edad de Oro donostiarra, del boom de los 60. Y por supuesto, los primeros pintxos. Y por supuesto, narra el nacimiento de la cocina donostiarra, llamada la “nueva cocina”, que durante las últimas décadas ha convertido a San Sebastián en referencia gastronómica mundial.

Con una excelente impresión, el libro contiene más de 240 páginas. Unas fotografías cuidadas al detalle y una ilustración elegante y moderna, con equilibrio muy bueno entre imagen y texto.

Nos llama la atención la cantidad de datos e información que nos exponen en todos los capítulos sobre los donostiarras y el origen de ese amor a todo lo que sea comer, hablar y, por qué no, discutir un poco entre amigos. Queda perfectamente reflejado que en Donostia comer bien es toda una tradición y que a lo largo de la historia ha sido un medio para socializarnos.

Capítulo a capítulo y de lectura fácil, es un libro que nos transporta a nuestro pasado gastronómico y nos explica de dónde venimos, para comprender lo que hoy somos.  Con mucha documentación, buenas citas de otros autores y referencias necesarias, tenemos un nuevo libro de referencia y 100×100 aconsejable. A nosotros, nos ha encantado y felicitamos a Mikel Corcuera y Manolo González por este gran trabajo.