te invitamos a leer el reportaje que ha realizado el diario vasco sobre el restaurante aitzgorri de donostia san sebastian

Recientemente hemos recibido la visita del El Diario Vasco, interesados en realizar un reportaje sobre la oferta gastronómica del Aitzgorri. Les hemos abierto de par en par las puestas de nuestra cocina para mostrarles cómo trabajamos y cuál es nuestra forma de ver la cocina.

Tras su agradable visita, el titular elegido por el periodista Iñigo Belastegui no podía ser mejor: “Aitzgorri, un éxito basado en lo natural“. Una frase breve, pero que resume lo mucho que tenemos que ofrecer a nuestros clientes.

Productos de primera calidad y de temporada, tanto en nuestra carta como en nuestros pintxos. Te invitamos a leer el artículo completo que hemos transcrito en nuestra página web para una mejor lectura por tu parte.

 

Aitzgorri, un éxito basado en lo natural

Hoy en día, en plena tormenta gastronómica de comidas redundantes y artísticas, se agradece la apuesta valiente del Aitzgorri: producto, atención y sencillez.

Y en este caso, han conseguido el éxito con una forma no televisiva pero que el donostiarra agradece y pone en valor al reconocer al Aitzgorri como restaurante de referencia.

Debemos recordar que van para el tercer año y no han cambiado ni un solo grado su rumbo. Producto de primera, que proviene directamente de quien lo produce o de la huerta propia; servicio sincero y agradable y una carta de vinos que no deja a nadie indiferente y te permite viajar por todo tipo de propuestas. Y todos estos ingrediente, a precios razonables.

“Sienten predilección por el género de primera y de temporada, pero también por aquellos productos con nombre y apellido, tanto para su carta como para sus pintxos”

Es obligatoria también mencionar las alcachofas con almejas o el cardo rojo con piñones, mientras esperamos con ansiedad los espárragos naturales. En eso sí que nadie les puede batir.

Pero esos primeros no impiden atreverse con una Txuleta de Goya, que sólo por eso merece la pena la visita a este establecimiento de la Calle de Usandizaga; o en temporada, un besugo de los de recordar.

Su barra, parada obligatoria

Pero hemos empezado por abajo; nunca mejor dicho. Si conocer el Aitzgorri hoy en día es casi una obligación para un buen comensal, no podemos dejar de mencionar su bar, una parada obligatoria en la ruta de Gros.

Sólo por tomar un buen Martínez de Alesanco con un pintxo de morcilla de Olano, ya merece la pena. Son excelentes sus pintxos fríos, sencillos, pero de materia prima de “diez”.

“En comedor y barra. ¡Qué felicidad que tengamos gente que todavía apuesta por lo sencillo”

Destaca también su Dúo Cantábrico, una antxoa y un boquerón sobre una cama de pepino a la plancha.

Pero hablemos también de su tortilla de patata. Decir quién tiene la mejor es un tópico, pero que está entre las mejores que hemos comido, es innegable.

Terminamos la visita con un Muga Rosado (qué maravilla) y un pintxo de bacalao ajoarriero. Nada más que decir, disculpen si le hemos puesto el estómago a trabajar, pero qué felicidad que tengamos gente que apueste por lo sencillo.